Protección jurídica del diseño gráfico. ¿Cómo evitar el plagio o el uso fraudulento? ¿Cómo evitar el robo de logotipos?

Post image of Protección jurídica del diseño gráfico. ¿Cómo evitar el plagio o el uso fraudulento?  ¿Cómo evitar el robo de logotipos?
Filed in Enrevistas 1 comments

Introducción.

El diseño gráfico es una disciplina de extrema importancia en el modelo económico actual. La presentación de los productos o la imagen corporativa juegan un rol determinante en la estrategia de marketing de muchas empresas. Una clara prueba de ello es que el número de profesionales dedicados al diseño gráfico ha aumentado significativamente en los últimos años. Ahora bien, en este sector -como en tantos otros- hay un gran desequilibrio de poder entre las empresas (clientes) y los proveedores (diseñadores), especialmente cuando estos son autónomos o trabajan en un pequeño estudio, lo que en ocasiones genera situaciones de abuso. Es por todos conocido la existencia de prácticas en la industria que dejan desprotegidos en a los creadores frente a ciertos abusos de sus clientes, por ejemplo, plagio del diseño por el cliente o falta de pago una vez entregado el diseño.

En este contexto, ¿cómo puede proteger su diseño un diseñador autónomo o un pequeño estudio? ¿qué herramientas legales puede usar? Esto son los temas que abordamos en este artículo. En primer lugar, abordaremos aspectos teóricos para pasar luego a la práctica.

Primera herramienta. La Ley de Propiedad Intelectual.

La Ley de Propiedad Intelectual (LPI) en su artículo 10 señala que son objeto de protección “todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible” estableciéndose a continuación un listado a título de ejemplo de las creaciones protegidas.

Es cierto que el citado listado no menciona expresamente el diseño gráfico pero ello no es obstáculo para que no goce de protección de la LPI. El catálogo ofrecido por la LPI es soló a título de ejemplo. Por lo tanto, lo que prevalece es el concepto general. Así, para que una obra sea objeto del derecho de autor ha de ser una creación original intelectual humana. En el análisis de la originalidad de una obra se debe tener en cuenta tanto la vertiente subjetiva de este concepto- que el autor no haya copiado una obra ajena- como la vertiente objetiva, el que sea algo nuevo, algo que no existía con anterioridad. Por lo tanto, es original la creación novedosa.

Por lo que se refiere al diseño gráfico es sin duda una forma contemporánea de expresión artística. La palabra “diseño” se define por la Real Academia Española como “Concepción original de un objeto u obra destinados a la producción en serie” y el término gráfico hace alusión al modo de expresión de ese diseño. Dentro de las diferentes vertientes del diseño gráfico tiene una especial relevancia la rama de diseño de logotipos debido a su enorme trascendencia en la comercialización de productos y servicios. Los logotipos son pequeñas obras artísticas cuya función es comunicar un mensaje y unos valores determinados a través de una imagen gráfica aparentemente sencilla. Es aquí dónde mejor se puede apreciar la labor creativa de los diseñadores gráficos pues deben conjugar la función comunicativa del logotipo -la comunicación de un mensaje- con una agradable imagen estética que resulte atractiva y fácil de recordar para el público. Así pues, los logotipos -cuanto menos- deben considerarse como obras menores. Al mismo tiempo, pese a recibir el calificativo de obras menores, no se debe ignorar el hecho de que no han sido pocos los logotipos que por su diseño e importancia se han convertido en verdaderos iconos de diseño y expresión artística contemporánea (ej: la marca de Nike o la manzana de Apple)

No cabe duda que los logotipos, si son novedosos, deben considerarse obras y por lo tanto ser objetos de propiedad intelectual.

Dicho esto, el diseñador debe saber que puede proteger su obra mediante la inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual. El procedimiento de registro es relativamente sencillo y no es muy costoso.
http://www.mcu.es/propiedadInt/CE/RegistroPropiedad/InscripcionDerechos.html

Desde Abogado Freelance, recomendamos a todos los diseñadores que registren sus obras en el Registro de la Propiedad Intelectual y más teniendo en cuenta lo que diremos a continuación.

Segunda herramienta. La Ley de Marcas.

La ley de Marcas ofrece al diseñador una potente herramienta de protección frente a plagiadores y clientes que se resisten a pagar pero utilizan el logotipo sin ningún tipo de pudor.

El artículo 9.1 letra c) señala que no podrán registrarse como marca sin la debida autorización los signos que reproduzcan, imiten o transformen creaciones protegidas por un derecho de autor. Pues bien, si el diseñador ha registrado su creación en el Registro de la Propiedad Intelectual podrá impedir que otros (incluidos los clientes indeseables) registren su creación como marca y la puedan usar en el mercado.

El diseñador puede consultar si su obra has sido objeto de solicitud de marca en la bases de datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas. http://www.oepm.es/es/signos_distintivos/index.html

En caso de detectar un intento de registro contrario a sus derechos, podrá oponerse en el plazo de 2 meses desde la fecha de la publicación de la solicitud de registro.

Conclusiones.

Es conveniente que el diseñador gráfico registre su obra en el Registro de la Propiedad Intelectual antes de entrégasela a su cliente. Una vez realizado el pago, el diseñador cederá todos los derechos a su cliente y la transacción habrá tenido lugar sin lesión de derechos de ninguna de las partes.

En determinados casos puede ser conveniente, después de registrar el diseño como propiedad intelectual, obtener la marca u oponerse al registro que pueda intentar el cliente indeseable.

A pocos clientes les interesará un logotipo que no puedan usar como marca y que además puedan verse obligados a pagar una indemnización.

Nota: Abogado Freelance avisa que este artículo tiene como única finalidad la divulgación y en ningún caso debe considerarse como recomendación, asesoramiento o consejo profesional.  Abogado Freelance, no será responsable de las acciones u omisiones del lector basadas en la información ofrecida en este artículo.

 

Posted by admin   @   10 abril 2013 1 comments
Tags : , , ,

Share This Post

1 Comments

Comments
Oct 24, 2013
3:12 am
#1 Luis Mata :

Es necesario fortalecer y hacer modificaciones en la Ley de Derechos de Autor. Actualmente la terminología Diseño y Diseño Gráfico no pertenecen al arte o Bellas Artes, existe bastante teoría para justificar esto por lo cuel es necesario hacer modicicaciones.

Leave a Comment

Previous Post
«
Next Post
»
BabyBlue designed by Carpet Cleaning DC In conjunction with Cord Blood Banking, How to Build a Computer, CNA Certification.